“El viento destruirá el nido” – Pablo Fidalgo Lareo

7

El viento destruirá el nido
al que dimos forma con nuestros cuerpos.
He cantado sin descanso
y sólo ahora reconozco mi voz.
Mi acción era introducir un ave extraña en el parque
y ver cómo actúa la historia
y me traiciona.

Construimos el nido
sólo por el placer de puntuar el mundo
y resistir otro año más, otra canción
sin  hacer ninguna pausa para respirar.

El ave sobrevive a sus contradicciones,
se rinde ante ti y reconoce
que eres exactamente lo que buscó
todos los siglos desde el aire.

El nido me protege
y el calor se convierte en fiebre
y veo lo que no existe
hasta que caigo en picado
y el agua es la más bella alucinación.

Eso fue siempre el amor para mí:
cualquier forma extraña de mostrar el desacuerdo.

Pablo Fidalgo Lareo, La retirada (Ártese quien pueda ediciones, 2014)
Foto: Vítor Dias

 

Jabón offenbach – Andreia C. Faria

6

Áspero y macizo, cortado y vendido
en el mostrador de madera de cualquier drogaría,
el jabón Offenbach es recomendado por las autoridades
para lavar las zonas comunes
siempre que surja un amenaza de epidemia

Modernas amas de casa tienen pudor en comprarlo, por recordarles
el barreño de las lavanderas – el lino, las sabanas
y la higiene intima de los antiguos.
Con las nuevas pastillas de jabón perfumado
la perfección química de la piel y la pura lana virgen
se extinguen
por el desagüe de la comunidad

Pero yo traigo en el bolsillo un trozo de jabón lagarto y me desnudo
para serle amable

y que un hambre insaciable se apodere de mí
cuando lo froto en los labios pienso
en la enjaguada misericordia de Dios.

Andreia C. Faria, Flúor (Texturas, 2014)
Foto: Vítor Dias

“Hemos comprendido la fiebre” – Pablo Fidalgo Lareo

4

Hemos comprendido la fiebre
y la curación a través del silencio.
Soy un ave pobre,
y mi familia está cayendo
¿Seré recordado por mi vuelo distinto
o por mi amor a las aves heridas?

Me consintieron todo
porque conocían lo difícil que es el viaje
de un ave equivocada
pero nunca dejaron de decir
que yo iba demasiado deprisa.

He estado en el nido creando
la temperatura perfecta para mis hijos.
Y sí, todo fue muy rápido, muy fácil.
Viajé desde el nido hasta el agua.
Pasé del amor a la caza, súbitamente.

Desde el mar miro el nido y pienso:
esta sencillez no me recoge.

Pablo Fidalgo Lareo, La retirada (Ártese quien pueda ediciones, 2014)
Foto: Vítor Dias

Working girl (ES) – Andreia C. Faria

2

Otro inverno más y estas ropas
estarán gastadas
Ahora nada se hace para durar
Debido a eso, sé moderada en la exuberancia
y lava a mano
bragas de satén y las jerseys angora

(No tengas los pantalones rozados, sujetadores estirados
cuando alguien venga para amarte)

Si viajas,
cuelga el abrigo por los hombros al llegar
(en una percha y no en el gancho detrás de la puerta, que lo deformas, y por la noche
se asemeja
al pellejo abandonado de un gorila)

Muéstrate en público solo lo suficiente, y en privado
desnúdate y guarda las mejores prendas en el baúl
en el que no reuniste tu ajuar

Recuerda: es en los puños de la camisa
donde se nota la desesperación
Reposa las muñecas con sencillez sobre la mesa
y trabaja sin equívocos, sin cansancio, como si las manos
pudiesen levitar.

Andreia C. Faria, Um pouco acima do lugar onde melhor se escuta o coração (Artefacto, 2015)
Foto: Vítor Dias

Pablo Fidalgo Lareo (Vigo, 1984)

pabloEs escritor, creador teatral y comisario independiente. Ha escrito los libros de poemas,La Educación física y Mis padres: Romeo y Julieta, ambos publicados por Pre-textos. Mis padres: Romeo y Julieta ha sido publicado en portugués por Averno editora. Ganó el Premio Injuve de poesía por La retirada (2012). Ha presentado su trabajo en países y festivales de todo el mundo. Creó la pieza teatral O estado Salvaxe. Espanha 1939 (2013) y Habrás de ir a la guerra que empieza hoy (2015) .Participó en el proyecto PANOS (Culturgest, 2015) con la pieza Só ha uma vida e nela quero ter tempo para construir-me e destruir-me. Colabora de forma habitual con Cláudia Dias y Ana Borralho & João Galante. Ha curado ciclos de artes performativas para MARCO (Vigo) y Alhóndiga Bilbao. Es director artístico del Festival Escenas do Cambio, en Santiago de Compostela. Vive y trabaja en Lisboa.

II(ES) – Vicente Monroy

7

He pasado la mitad de mi vida viendo porno en mute así que supongo que para mí el amor es una cosa silenciosa.
Suelo estropearlo todo con ejemplos paradigmáticos. “Es como las matemáticas”, digo, “que no explican nada pero sirven para explicarlo todo”. Ni yo mismo sé a qué me refiero.
Hay un verso en otro poema de este mismo libro que dice “la libertad se alcanza y la realidad se conquista”, y no sé lo que sentía cuando lo escribí pero es tan acertado que hasta me da miedo.

Vicente Monroy,  He vivido una mentira desde el día en que nací pero no me importa porque ya me he acostumbrado (celíaca editora,2014)
Foto: Vítor Dias

I (ES) – Vicente Monroy

5A veces mis poemas parecen poemas traducidos del inglés directamente con Google Translator, pero quiero compartir drogas contigo y tirar la juventud como en una película de adolescentes suburbiales. Ojalá no sea tarde.

Sé que los grandes escritores admiran las pasiones que arrebatan a los hombres y eso los hace inmorales y despiadados.

No quiero ser un gran escritor. Sólo quiero saber cómo suenan las cosas que escribo a través de tu boca. Podría haber sido cualquier otra boca pero es la tuya.

Vicente Monroy,  He vivido una mentira desde el día en que nací pero no me importa porque ya me he acostumbrado (celíaca editora,2014)
Foto: Vítor Dias

Al sol – Daniel Monteiro

4El sol tiene en mí el mismo efecto,
que el viento sobre el rostro del sembrado:
El movimiento es irreversible.
Soy entonces un silencio agitado;
Habitado desde fuera.
La brisa en suave ondulación.
Soy la inclinación hacia la hoja,
Como el árbol lo es
Para donde es direccionado.
Miro alrededor
Miro alrededor en este breve jardín
Y en mí algo empieza a soltarse.
Lo sé: Todo está porque todo es porque todo está siendo.
Y no hay otra forma de estar en el mundo.
La luz siempre ilumina alguna cosa.

Foto: Vítor Dias

El poema siguiente – Daniel Monteiro

2Deseo de anticipar el momento
De prever la luz que eclosionará de un soliloquio
Para algo surdo e impaciente.
Mientras tanto, las figuras son para todos:
Áridas imágenes por poblar de pensamientos y fragancias
Que aclararan.
Ser. Absorber.
Y habitar la sed de exterior.
Hibernar vivo y resplandeciente en la compañía.
De un amplio mar que nos sobrecoge
Concavidad inmensa. Que deslumbra.
Hablo de algo que es en sí mismo
Inmensidad que va y viene como una estrella
Y surge cuando una palabra estalla como una flor.

Foto: Vítor Dias