“O vento destruirá o ninho” – Pablo Fidalgo Lareo

8

O vento destruirá o ninho
ao que demos forma com os nossos corpos.
Cantei sem cessar
e só agora reconheço a minha voz.
A minha ação era introduzir uma ave estranha no parque
e ver como atua a história
e me atraiçoa.

Construímos o ninho
só pelo prazer de marcar o mundo
e resistir outro ano, outra canção
sem fazer uma pausa para respirar.

A ave sobrevive às suas contradições
rende-se diante de ti e reconhece
que és exatamente aquilo que procurava
todos os séculos desde o alto.

O ninho protege-me
e o calor transforma-se em febre
e vejo o que não existe
até que caio em picado
e a água é a mais bela alucinação.

Isso sempre foi o amor para mim:
qualquer estranha forma de mostrar desacordo.

Pablo Fidalgo Lareo, La retirada (Ártese quien pueda ediciones, 2014)
Foto: Vítor Dias

 

“El viento destruirá el nido” – Pablo Fidalgo Lareo

7

El viento destruirá el nido
al que dimos forma con nuestros cuerpos.
He cantado sin descanso
y sólo ahora reconozco mi voz.
Mi acción era introducir un ave extraña en el parque
y ver cómo actúa la historia
y me traiciona.

Construimos el nido
sólo por el placer de puntuar el mundo
y resistir otro año más, otra canción
sin  hacer ninguna pausa para respirar.

El ave sobrevive a sus contradicciones,
se rinde ante ti y reconoce
que eres exactamente lo que buscó
todos los siglos desde el aire.

El nido me protege
y el calor se convierte en fiebre
y veo lo que no existe
hasta que caigo en picado
y el agua es la más bella alucinación.

Eso fue siempre el amor para mí:
cualquier forma extraña de mostrar el desacuerdo.

Pablo Fidalgo Lareo, La retirada (Ártese quien pueda ediciones, 2014)
Foto: Vítor Dias

 

Jabón offenbach – Andreia C. Faria

6

Áspero y macizo, cortado y vendido
en el mostrador de madera de cualquier drogaría,
el jabón Offenbach es recomendado por las autoridades
para lavar las zonas comunes
siempre que surja un amenaza de epidemia

Modernas amas de casa tienen pudor en comprarlo, por recordarles
el barreño de las lavanderas – el lino, las sabanas
y la higiene intima de los antiguos.
Con las nuevas pastillas de jabón perfumado
la perfección química de la piel y la pura lana virgen
se extinguen
por el desagüe de la comunidad

Pero yo traigo en el bolsillo un trozo de jabón lagarto y me desnudo
para serle amable

y que un hambre insaciable se apodere de mí
cuando lo froto en los labios pienso
en la enjaguada misericordia de Dios.

Andreia C. Faria, Flúor (Texturas, 2014)
Foto: Vítor Dias

Sabão offenbach – Andreia C. Faria

5

Rugoso e maciço, fatiado e vendido
ao balcão de madeira de qualquer mercearia,
o sabão Offenbach é recomendado pelas autoridades
para lavagem de espaços comuns
sempre que surge a ameaça de uma epidemia

Modernas donas de casa têm pudor em comprá-lo, por lembrar
a barrela das lavadeiras – o linho, os lençóis
e a higiene íntima dos antigos
Com os novos sabonetes perfumados
a perfeição química da pele e a pura lã virgem
extinguem-se
pelo ralo da comunidade

Mas eu trago no bolso um pedaço de bom sabão azul e dispo-me
para lhe ser amável

e que uma fome insaciável se apodere de mim
quando o esfrego nos lábios faz-me pensar
na enxaguada misericórdia de Deus.

Andreia C. Faria, Flúor (Texturas, 2014)
Foto: Vítor Dias

“Compreendemos a febre” – Pablo Fidalgo Lareo

3

Compreendemos a febre
e a cura através do silêncio.
Sou uma pobre ave
e a minha família está a cair.
Serei lembrado pelo meu voo diferente
ou pelo meu amor às aves feridas?

Consentiram-me tudo
porque sabiam quanto é difícil a viagem
de uma ave enganada
mas nunca deixaram de dizer
que ia depressa demais.

Estive no ninho a criar
a temperatura perfeita para meus filhos.
Sim, tudo foi muito rápido, muito fácil.
Viajei desde o ninho até à água.
Passei do amor à caça, de repente.

Desde o mar olho o ninho e penso:
esta simplicidade não me recolhe.

Pablo Fidalgo Lareo, La retirada (Ártese quien pueda ediciones, 2014)
Foto: Vítor Dias

“Hemos comprendido la fiebre” – Pablo Fidalgo Lareo

4

Hemos comprendido la fiebre
y la curación a través del silencio.
Soy un ave pobre,
y mi familia está cayendo
¿Seré recordado por mi vuelo distinto
o por mi amor a las aves heridas?

Me consintieron todo
porque conocían lo difícil que es el viaje
de un ave equivocada
pero nunca dejaron de decir
que yo iba demasiado deprisa.

He estado en el nido creando
la temperatura perfecta para mis hijos.
Y sí, todo fue muy rápido, muy fácil.
Viajé desde el nido hasta el agua.
Pasé del amor a la caza, súbitamente.

Desde el mar miro el nido y pienso:
esta sencillez no me recoge.

Pablo Fidalgo Lareo, La retirada (Ártese quien pueda ediciones, 2014)
Foto: Vítor Dias

Working girl (ES) – Andreia C. Faria

2

Otro inverno más y estas ropas
estarán gastadas
Ahora nada se hace para durar
Debido a eso, sé moderada en la exuberancia
y lava a mano
bragas de satén y las jerseys angora

(No tengas los pantalones rozados, sujetadores estirados
cuando alguien venga para amarte)

Si viajas,
cuelga el abrigo por los hombros al llegar
(en una percha y no en el gancho detrás de la puerta, que lo deformas, y por la noche
se asemeja
al pellejo abandonado de un gorila)

Muéstrate en público solo lo suficiente, y en privado
desnúdate y guarda las mejores prendas en el baúl
en el que no reuniste tu ajuar

Recuerda: es en los puños de la camisa
donde se nota la desesperación
Reposa las muñecas con sencillez sobre la mesa
y trabaja sin equívocos, sin cansancio, como si las manos
pudiesen levitar.

Andreia C. Faria, Um pouco acima do lugar onde melhor se escuta o coração (Artefacto, 2015)
Foto: Vítor Dias